La estrategia verde del Port de Barcelona

Mercè Conesa, Javier Faus, Joan Piera
Cercle d'Economia - Provença 298
    0

El objetivo del Port de Barcelona es crear prosperidad generando valor económico, social y ambiental, y para poderlo hacer hay dos vectores imprescindibles: la transición digital y la transición ecológica. Somos el smartport de referencia del sur de Europa y nuestra responsabilidad, como motor económico del país, es hacer frente a los retos de futuro utilizando la tecnología más puntera y teniendo presente al mismo tiempo que todas nuestras actuaciones deben suponer el menor impacto posible en el entorno.

Nueva sesión del ciclo «Infraestructuras y movilidad para una Barcelona de siglo XXI. Repensar las infraestructuras para mejorar la competitividad empresarial«, con la participación de Mercè Conesa, Presidenta del Port de Barcelona, Javier Faus, Presidente del Cercle d’Economia y Joan Piera, Director Regional de BBVA Catalunya.

Sesión presencial en la sede del Cercle d’Economia. Aforo limitado. Es imprescindible la inscripción previa.

Podrás seguir en directo esta sesión a través del CANAL YOUTUBE del Cercle d’Economia.

Con la colaboración de:

Infraestructuras y movilidad para una Barcelona del siglo XXI

Repensar las infraestructuras para mejorar la competitividad empresarial

En la nota de opinión del año 1997 – «Las Infraestructuras públicas: una amenaza a la competitividad» – el Cercle d’Economia ya señalaba las necesidades de infraestructuras de todo tipo en Cataluña y, de forma particular, en el entorno de Barcelona, ​​como una amenaza para la competitividad de las empresas y para el crecimiento económico, en un momento en el que la globalización de la economía empezaba a introducir una mayor competencia. Uno de los motivos de preocupación era «la falta de una planificación integrada y, a la vez, una gestión ágil y eficiente que permita adelantarse a las necesidades futuras». El otro, «la necesidad de una mayor coordinación entre las administraciones públicas para llevar a cabo estos proyectos». Una vez más, la falta de gestión y coordinación pública impactarían sobre la economía, evidenciando la responsabilidad en las limitaciones al desarrollo del futuro del país. Aquellas alertas por los riesgos de no afrontar las inversiones necesarias en el territorio siguen presentes, con muchos costes de oportunidad perdidos por el camino. Barcelona sigue reclamando hoy las infraestructuras que le impiden seguir desplegando todo su potencial económico para recuperar su liderazgo y para sumarlo a Cataluña y en España, administraciones finalmente responsables de coordinar las inversiones de su territorio. Y sin infraestructuras y redes de transporte que funcionen, las ciudades y las regiones productivas mueren de inanición.

Más eventos

Explora la agenda

Todos los eventos en la agenda

Continuar