Nota de Opinión. Respuestas a la tentación populista europea

0

Del acierto de las instituciones europeas en los próximos cinco años depende, en muy buena medida, nuestra democracia, progreso económico y cohesión social.

Unas semanas en las que se habrá decidido la próxima legislatura política a todos los niveles, desde el municipio a la Unión Europea. Este nuevo ciclo electoral llega en un momento determinante: superados los peores momentos de la crisis, el legado de ésta, en forma de malestar social y deterioro de la política tradicional, trae la tentación populista que amenaza los fundamentos mismos de nuestras democracias liberales.

Esta amenaza afecta a la práctica totalidad de países occidentales, enfrentados al extraordinario reto de gobernar la globalización, conducir la revolución tecnológica y reducir la desigualdad. Unas exigencias a las que sólo se puede responder desde comunidades supranacionales, como la Unión Europea. Por ello, del acierto de las instituciones europeas en los próximos cinco años depende, en muy buena medida, nuestra democracia, progreso económico y cohesión social.

Además, la irrupción de China como actor central en el escenario global, sacude los liderazgos y equilibrios tradicionales y amenaza con una inestabilidad que tiene en las guerras comerciales su ejemplo más paradigmático. Un escenario que requiere de una posición cohesionada de la Unión Europea. Se trata de tener voz en ese nuevo orden global, preservando la personalidad del modelo social europeo.

Es por este motivo que el gran objetivo a lo largo de los próximos cinco años ha de ser el fortalecimiento de las instituciones de la Unión Europea. Solo de esta forma se podrá responder a la tentación populista que hoy anida en Europa. A este propósito tiene que contribuir de forma determinante la política y la sociedad española.

Respuestas a la tentación populista europea

pdf, 64 KB

Descarga

También te puede interesar

Explora el archivo

Todas las entradas en el archivo

Continuar